REGRESAR A PÁGINA DE
SANDRA ROMÁN

VER MÁS INFORMACIÓN SOBRE LAS
CARTAS

losrostrosdeladiosa@gmail.com
LOS ROSTROS
DE LA DIOSA

Cuando cumplí 4 años, me regalaron una
colección de 4 libros preciosos. El que más
me impactó fue La Cenicienta, ya que tenía
unas hermosas ilustraciones en relieve. La
escena del baile parecía ambientada en la
corte de Versalles. Así empecé a dibujar
mis primeras mujeres (¿diosas?), en el dorso
de fotos viejas que robaba de los cajones
de mis padres.

Mi juego era dibujar mujeres vestidas de
un modo muy simple y luego
transformarlas en princesas, con esas
pelucas altas y vestidos con enormes
miriñaques.

Fue mucho antes de haber comenzado el
jardín de infantes. Me desesperaba no
poder leer lo que decían aquellos libros así
que me puse en marcha y trabajé muy duro
para poder aprender. Escribía ensayos de
palabras en esas mismas fotos. Tal vez
aquellos pequeños garabatos fueran los
primeros esbozos para llegar a crear mi
propio juego de cartas.

Cada imagen contiene una historia y un
propósito: el ayudar a que muchas más
mujeres despierten y se transformen a sí
mismas, con la conciencia de llevar dentro
de sí el germen de una princesa...
o de una DIOSA!