Condiciones para participar:

Es muy diferente ser una creyente de la Diosa que tomar una Iniciación y
entregarle a Ella tu vida en el solemne compromiso de un voto. Al
iniciarnos como Sacerdotisas estamos asumiendo una responsabilidad muy
importante con nosotras mismas, con nuestro propósito en la vida, con las
demás mujeres, con todo lo que vive, con todo lo que nos rodea y con la
Diosa, en lo profundo de nuestro corazón.

Ese compromiso es para siempre.

Hay muchos lugares donde puedes aprender hechizos y fórmulas mágicas y
esto no significa que estás habilitada para ser una auténtica Sacerdotisa de
la Diosa. Una ceremonia solo es tan poderosa como la persona que la
ejecuta y para poder adquirir auténtico poder sobre ti misma, debes primero
sanar tus heridas y alinear tu voluntad a la Voluntad Superior. Debes lograr
primero que tu voluntad sea sagrada y que tus deseos sean verdaderos, que
tu visión sea verdadera para no volver a caer en los mismos errores una y
otra vez, para no caer en la tentación de manipular a nadie ni ser
manipulada por otras personas. Necesitas fortalecerte como mujer y como
chamana, que sabe cómo danzar y hacer danzar las energías del Universo
para su propia sanación y para ayudar luego en la sanación de otros seres.
Si solo te sanas a ti misma, ya estarás haciendo una gran contribución al
bien de tus hermanas y hermanos. Y estarás contribuyendo grandemente en
la sanación de nuestra querida Madre Tierra.

Iniciarte como Sacerdotisa o Sacerdote de la Diosa es un compromiso
público y no una fantasía privada. Y es una decisión que cambiará por
completo tu vida.

Si sientes profundamente el compromiso y el deseo de amar
y servir a la Diosa con todo el corazón, entonces serás muy bienvenida.
La carta que escribas deberá ser cuidadosamente sentida. Lo ideal es que
para hacerla prepares un altar especial, enciendas una vela blanca y un poco
de incienso y te relajes profundamente para poder entrar en contacto con tu
alma. Ella te dictará lo que está desde siempre en lo profundo de tu
corazón. La carta será la base para que durante todo el año vayas
preparando el voto que sellará tu compromiso con la Diosa el día de tu
Iniciación.

Para inscribirte debes escribir una carta dirigida a:
Sandra Román -
losrostrosdeladiosa@gmail.com

En ella debes explicar los motivos por los cuales quieres iniciarte como
Sacerdotisa de la Diosa, respondiendo quién es la Diosa, qué significa
iniciarse como Sacerdotisa y qué estimas que le puedes ofrecer a Ella en Su
servicio. No es preciso que consignes datos académicos sino el verdadero
sentir de tu corazón. Medita en el Amor de la Diosa y pide Su inspiración y
guía. Sé honesta contigo misma y con la Divina Energía que te ha creado y
te sostiene.

Antes de embarcarte en la Primera Espiral, tendrás que participar del curso
preparatorio, para que puedas recibir las herramientas necesarias para
fortalecer tu conocimiento de la Diosa y tu vínculo con Ella.

Antes de acordar tu participación, se te hará llegar un formulario donde
deberás agregar información sobre tu estado de salud, tratamientos y/o
medicación que hayas recibido o que estás recibiendo en la actualidad, a los
efectos de determinar tu inclusión en el curso de entrenamiento. Si en estos
momentos estás asistiendo a algún tipo de terapia, es muy importante que
participes a tu terapeuta de tu decisión y pidas su consejo profesional para
poder integrarte.


IMPORTANTE: SER MAYOR DE 21 AÑOS

VOLVER